Hertmans. Guerra y trementina

Urbain Martien (1891-1981), abuelo del autor (Gante, 1951), vivió una infancia pobre en Gante, fue militar profesional, participó en la Primera Guerra Mundial, fue aficionado a la pintura y hacía copias de lienzos famosos. En 1963 empieza a escribir sus memorias que llegan hasta 1919. El año de su muerte entrega el manuscrito a su nieto, que publica este libro en 2013.

Guerra y trementina cuenta los recuerdos de Hertmans sobre su abuelo, ampliados y explicados por los textos de esas memorias (con frecuencia citados textualmente en cursiva). Hertmans habla de su propio pasado y presente, del de su abuelo y del proceso de escritura de este libro a partir de la recepción de los manuscritos. Libro híbrido a caballo entre la biografía, las memorias y la metaficción.

Se lee con agrado porque Hertmans es culto y escribe con evidente cariño hacia su familia. La primera parte cuenta hasta 1914. Es la más vívida. La segunda se dedica a la Guerra, y se pasa a un narrador en primera persona, que da voz al propio Urbain.

Tiene interés como crónica con valor documental. Y porque está bien escrito, con un estilo preciso y sinuoso. Por lo demás, la vida de Martien no es particularmente interesante. Un hombre digno, religioso, que sufrió, amó y vivió como todos en los tiempos que le tocaron. Hertmans no es amistoso hacia el hecho religioso, sin atacarlo. BIEN.

Extraordinarias Cartas de Flannery O´Connor

Notas sueltas:

– A mi top ten de epistolarios (tampoco he leído demasiados): Tolkien, Flaubert a Colet, Teresa de Lisieux, Calvino

– Lo termino con pena. Leído espaciadamente, a lo largo de poco más de un año. Denso. Se saborea más en pequeñas dosis: muy pocas no son interesantes.

– Me ha caído fenomenal, esto influye: rigor como escritora, sentido del humor, sentido común, humanidad, serenidad ante la enfermedad, generosidad, valiente, segura, joie de vivre.

– Me lo quedo en mi reducidísima biblioteca, no merece la pena anotar tantas cosas subrayadas.

– Casi 500 págs. Extensa recopilación de su amiga Sally Fitzgerald. Publicado en 1979 (en 2003 en España).

Continuar leyendo “Extraordinarias Cartas de Flannery O´Connor”

Joaquín Romero. ¿Qué hacer con el dolor, el invitado imprevisto?

Para fortalecernos en la fe, y para la vida en general, nos ayudan más los ejemplos vivos que las enseñanzas teóricas. Me ha impresionado El invitado imprevisto, donde Joaquín Romero, un aparejador de cincuenta años que acaba de morir en Barcelona, cuenta con sencillez, buen humor y una espiritualidad impresionante su vida en una silla de ruedas.

El dolor, explica, no es un bien en si, la clave es saber llevarlo. La trascendencia le da un sentido. Más que por qué o por qué a mi, hay que preguntarse para qué, qué puedo hacer con esto.  A los veinte años le diagnostican ELA. Cambio radical de vida. Monta con su hermano una empresa de tecnología adaptada a este tipo de personas. No sólo les ayudaba técnicamente. Joaquín aprovechó su situación para darse a los demás y tener muchos amigos. NOTABLE

Pueden descargar gratuitamente el libro aquí.