Trilogías, 2 de 12

He visto práctico agruparlas de algún modo, aunque algunas podían estar en varias de las listas que propondré.

Series hispánicas de temática realista

Ramón Mª del VALLE-INCLAN, Sonatas
Sonata de otoño, 1902
Sonata de estío, 1903
Sonata de primavera, 1904
Sonata de invierno, 1905

Pío BAROJA, La lucha por la vida
La busca, 1904
Mala hierba, 1904
Aurora roja, 1905

Ignacio AGUSTI
La ceniza fue árbol
Mariona Rebull, 1943
El viudo Rius, 1944
Desiderio, 1957

Gonzalo TORRENTE BALLESTER, Los gozos y las sombras
El señor llega, 1957
Donde da vuelta el aire, 1960
La Pascua triste, 1962

Javier MARIAS, Tu rostro mañana
Fiebre y lanza, 2002
Baile y sueño, 2004
Veneno y sombra y adiós, 2007

De Valle y Marías es imprescindible que les guste como escriben. Sin ese primer requisito, ni siquiera darán una oportunidad a la historia, interesante en ambos casos. Advierto que no todo en el Bradomín de Valle es edificante. De Baroja señalo la trilogía más conocida y accesible, aunque podría haber puesto cualquier otra. La de Agusti está muy bien, aunque ya un poco alejado todo lo que cuenta y la de Torrente es estupenda, fue una sorpresa para mi. No he visto la serie televisiva.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *