Réquiem por Nagasaki

Takashi Nagai (1908-1951) fue un científico japonés casado y con dos hijos. Era radiólogo y eso le costó una leucemia. Sobrevivió seis años a la bomba atómica de Nagasaki. Escribió libros, ayudó a mucha gente y fue considerado un héroe nacional en su país. El hecho clave de su vida como adulto fue su conversión al catolicismo.Paul Glynn, un sacerdote Marista australiano que vivió 20 años en Japón ha escrito la biografía de Nagai (Réquiem por Nagasaki, 1988).

Es una historia verdaderamente impresionante, no se la pierdan. Nagai es un ejemplo de amor a la ciencia y al trabajo y devoción a su país; luego, con la fe, fue también un modelo de caridad, de esposo y padre, de sentido positivo y de esperanza. Supo mantenerse firme en unas condiciones humanamente durísimas, encontró sentido a su dolor y fue luz para todos los que le rodeaban. Y todo con gran sencillez.

El libro además es un homenaje a Japón, a su cultura, a sus mujeres, a sus mártires, a sus cristianos clandestinos, a su literatura, a su historia. Se cuentan oportunamente muchas historias y tradiciones de Japón y se citan numerosas obras de la literatura de ese país, muy centrada, sobre todo en poesía, en la cuestión de la fugacidad de la vida.

Pascal y sus Pensées juegan un papel importante en el camino de Nagai hacia la búsqueda de la verdad, muy atascado en sus inicios con las relaciones fe-razón.

En fin, que me ha encantado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 thoughts on “Réquiem por Nagasaki

Deja un comentario