Explosión de la novela negra en España

Les dejo este artículo que publiqué el viernes en Aceprensa. Allí podrán leerlo (si están suscritos) con enlaces (en los autores) a reseñas publicadas en esa web.Aquí lo leen sin más, sin enlaces, pero también pueden descargar el pdf (pinchando en MENU) o, lo que recomiendo, leerlo a pantalla completa (pinchando en FULL).

Espero que les guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 thoughts on “Explosión de la novela negra en España

  1. Javier, un nombre no dicho y que hará tus delicias.

    Leo Malet, publicado por libros del asteroide. Pontelo como deberes y cuéntame lo que te parece. Sus libros son breves, se leen en dos sentadas y se tardan en olvidar.

  2. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Este artículo es una introducción, pensada para un público general. Lo que ocurre -como preveía- es que lo terminan leyendo los que leen y saben de novela negra, y descubren lagunas.

    Yo no he leído a todos los autores (y me apunto muchos de los nombres que decís) así que he destacado los que me parecen mejores entre los que he leído.

  3. Me parece una buena introducción, aunque no estoy de acuerdo en algunos presupuestos y en algunos de los títulos de la lista de imprescindibles. No se puede estar siempre de acuerdo en todo, supongo.
    Con respecto a los presupuestos, creo que la novela negra no solo se orienta hacia el estudio de la sociedad (que también), sino que es claramente existencialista, a saber, examina las condiciones de posibilidad de elección del individuo en un mundo donde Dios ha muerto y en el cual él es, por tanto, único dueño y responsable de sus acciones. En este sentido, es ontológica (como lo es cualquier discurso que se preocupe por la posible naturaleza del mal (si es que existe eso a lo que denominamos "el mal"). En ese sentido, Thompson, Cain o Goodis son muy esclarecedores. No por casualidad, despertaron el interés de los existencialistas franceses (Sartre, Malraux). De hecho, Mersault (de El extranjero) y Chambers (de El cartero siempre llama dos veces) parecen gemelos espirituales. Esto también puede verse en Sciascia (que no sólo reflexiona sobre la corrupción política) y en Dürrenmatt, autor a quien, sospecho, aún tenemos que aprender a releer.
    Sé que el espacio siempre es limitado, pero eché en falta alguna alusión al pólar, sobre todo a su padrino (o padre, directamente), Jean-Patrick Manchette. Además, pese a la moda de los nórdicos, también existen hoy literaturas "periféricas" a la nuestra que exploran el género, como la argelina (Khadra) o la del Congo (Henri Lopes).
    En la lista de imprescindibles (y esto ya es cuestión de gustos) yo hubiera incluido 1280 almas, de Thompson, algo de Himes (Todos muertos o Un ciego con una pistola), ¿Acaso no matan a los caballos?, de Horace McCoy y hubiera sacado algunos demasiado actuales, demasiado comerciales o demasiado políticamente correctos. Porque, eso sí, pese a que las definiciones y los límites son odiosos, en mi opinión sí que hay algo que marca sustancialmente la diferencia entre una novela negra y una que no lo es: la corrección política. Creo que el compromiso de un escritor de género negro no es con la sociedad bienpensante, sino con la realidad, sobre todo en sus rincones más ocultos.
    Eso sí: aparte de lo dicho, estamos de acuerdo: La verdad sobre el caso Savolta, imprescindible.
    En cualquier caso, repito, me parece una buena introducción-resumen del género y un eficaz ejercicio de síntesis (cosa que es muy difícil tratándose de este tema).
    Un fuerte abrazo desde el lado oscuro (pon aquí una sonrisa amable, porque me resisto a manchar tu página con un emoticono).

    Alexis Ravelo
    http://alexisravelo.canariblogs.com

  4. … perdón, sólo un comentario más: de los americanos vivos, sin duda el cinematográfico Dennis Lehane debería estar entre los tres mejores.

    De los españoles, Rosa Ribas, creo que es una dignísima escritora. Digno de mención también, José Luis Ibáñez. Me acabo de leer su última novela y está francamente bien.

  5. Pues el artículo está bastante bien.

    Puesto a poner algún reparo, estoy de acuerdo con Francisco Ortiz en que de los grandes te ha faltado mencionar a Ross Macdonald.

    Creo también que en el artículo hay una importante laguna en los autores británicos. Es cierto que están de moda los nórdicos, pero detrás de los americanos, los únicos que siempre han tenido cantidad y calidad para dar y tomar son los británicos. De ellos destacaría (siempre teniendo en cuenta que no conozco más que una pequeñísima parte) a Rankin, Val McDermid, Peter Robinson y, naturalmente, PD James.

    Del resto del mundo echo en falta a dos: Qiu Xiaolong y la gran Batya Gur (Israel)

    Saludos.

  6. Vale, vale, suelto algunos nombres más de mucho interés:

    Tres británicos, John Lawton, Robert Wilson (con su serie sevillana) y Anne Zouroudi (la serie de Hermes)

    La rusa Alexandra Marinna, no escribe nada mal y dle cubano Leonardo Padura me han llegado buenas críticas, pero este es el único de todos los mentados que no he leído.

    Debiera parar de decir nombres de autores de interés.

  7. Interesante y valiente. Echo en falta mención de autores como Ross Macdonald, el estilista de la novela negra, Vázquez Montalbán y Mario Lacruz.

  8. Me parece increíble que taches a Francisco González Ledesma de indigesto y a la literatura de Andréu Martín de modesta, borde y desagradable, así mismo no entiendo como dices que la mejor novela negra Europea se hace en los países nórdicos y cites a Asa larsson que es prácticamente infumable. Ledesma es una excelente persona y un escritor extraordinario, como Andréu Martín, y a mí parecer, los dos, y prácticamente cualquier escritor español de novela negra esta muy por encima de Asa Larsson o de cualquier escandinavo. Tampoco hablas de Willy Uribe, que hace poco gano el segundo premio Tusquets de novela.

    Saludos.

  9. Me sabe mal haberme dejado algunos autores indispensables como Khadra (su triología de argel)Batya Gur (Ohayon) o Schilnk (la serie de Selb).

    Ya quedo más tranquilo.

  10. Vamos a ver, por aclararnos un poco: Que no hay mejor autor del género vivo que Ian Rankin, no lo digo sólo yo, que bastaría, es que lo grita mucha gente. Para tí, en las británicas sólo está "John Connolly" y algunas novelas de Kerr (su "una investigación filosófica" es genial).Olvidas también a William Brodick que es bastante bueno.

    Fred Vargas, en otra línea, está a la altura de Rankin, y es bastante original. Merece un mejor trato.

    De China no mencionas a Qiu Xiaolong, de escritura compleja,pero muy interesante, en Alemania está Veit Heinichen, de mucho interés, en Italia no mencionas a Vichi o a Lucarelli y de los USA no dices nada de la europea Donna Leon, que con sus pegas tiene una serie imprescindible. No sigo, aunque hay bastantes más.

    Entiendo que no se pueda mencionar a todo el mundo, pero me ha parecido un artículo honesto, pero sesgado a un gusto muy determinado.

    Un saludo, compañero.

Deja un comentario