Out, de Natsuo Kirino


Sólo le pongo un regular a esta novela japonesa. Cuatro mujeres trabajan en el turno de noche de una fábrica de alimentos. Cada mañana vuelven agotadas a sus hogares donde les espera una vida familiar penosa. Llega la noche y vuelta a empezar. Sus vidas cambiarán drásticamente con el asesinato del marido de una de ellas. Masako es el carácter dominante del grupo. La policía no es la única que quiere descubrir al criminal: Satake, un matón del submundo del alterne y el juego ilegal, que se ve gravemente perjudicado por ese asesinato y Z, un antiguo compañero de Mariko y actual prestamista y buscavidas, tienen un enorme interés en conocer la verdad y aprovecharla en beneficio propio.

La visión del sistema profesional y familiar japonés es asfixiante. Las cuatro mujeres viven en túneles sin salida y, lo peor, ninguna sabe cómo ha llegado a esa situcaión. Hay líneas que es mejor no cruzar. Cuando lo haces, ya no hay marcha atrás. Cuando se empieza, a partir de ahí es como bajar una pendiente con una bicicleta sin frenos. Eso descubrirá Mariko, que se ve de pronto aceptando un negocio de lo más escabroso de la mano de los yakuza japoneses.

Lo más desagradable del libro es que Satake es un enfermo mental, sádico y degenerado, dominado por sus sueños de placer y tortura. La descripción de algunas de sus actividades ocupa muy poco de las casi 600 páginas, pero harán arrugar el ceño a cualquiera con una mínima sensibilidad.

El libro es sólo discreto. Se hace largo. A esto contribuye que la autora considera interesante ofrecer algunas escenas desde dos puntos de vista, lo cual no estaría mal si al menos la segunda vez omitiera los detalles y los diálogos (que reproduce ¡íntegros!) y añadiera sólo los pensamientos, distintos, del otro personaje.

El giro final resulta inverosímil. Para mi al menos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 thoughts on “Out, de Natsuo Kirino

  1. Hay otra novela negra , con poli incluído, que no tuvo mucha venta, pero a los que se la vendí quedaron contentos. Además en teoría es una pentalogía. Me refiero a Muerte de una heroína roja de Qiu Xialong. Y por decir otro Las baladas del ajo de Mo Yan, venía recomendado…

  2. De acuerdo, a lo mejor nos faltan referencias culturales. A mi desde luego me resultó un libro desconcertante. No veo claro que esta autora triunfe en nuestro país. ¿Lo hace algún escritor chinoo japonés?

  3. Yo creo que las intriga y negra oriental es muy diferente a lo que estamos acostumbrados.
    Puede que sea un final un poco forzado, pero creo que es capaz de trasmitir la sensación de angustia que domina a las protagonistas que a veces, no se muestran ni responsables de sus propias decisiones.

Deja un comentario